Make your own free website on Tripod.com
Home | Inicios | 62-65 | Los Discos LP's | Mas discos | Enrique Guzmán | Hoy Día | Fotos del recuerdo | Enlaces | Escríbenos

LOS TEEN TOPS

Inicios

Con trofeos, patines e instrumentos
instrumentosypatines.jpg

LOS TEEN TOPS
 
Esta es la historia de Los Teen Tops, una historia muy interesante que comenzó en el Deportivo Chapultepec de la Ciudad de México, donde solían practicar patinaje. Entre el gusto del ir y venir sobre ruedas, surgió la idea de formar un conjunto musical y vaya que lo hicieron...y de que forma. El grupo original estaba formado por:
 
Enrique Guzmán (Cantante y guitarra acompañamiento)
Jesús “Tutti” Martínez (Requinto)
Armando “Manny” Martínez (Batería)
Sergio Martell (Piano)  <03/06/41 - 09/09/68>
Rogelio Tenorio (Bajo)
 
Este último solamente estuvo con ellos durante unos meses, participó en algunas grabaciones del primer disco y apareció en la portada original, aquella del aeropuerto.

Grabando
ttgrabando1.jpg
Gracias a Claudia Lopez por la foto

PARENTESIS 1: Sobre Rogelio Tenorio, nos comenta Armando 'Many' Martínez: "Rogelio entró al grupo, pues era conocido de Jesus y mío ya que todos vivíamos en ese entonces, en la Col. Anzurez (salvo Sergio)...era un muy buen músico aunque tocaba más guitarra clásica, ranchera y era muy bueno para los boleros. Entró para probar "suerte" como todos nosotros en el rock....al principio se animó, tanto, que corrió a comprarse un amplificador y un bajo electrico para iniciar los ensayos. Llegó a grabar varios temas del 1er. L.P. con nosotros, estuvo en la foto promocional del L.P., el del avion (que se vendió muy bien, por cierto), pero, al no haber esa "química", esa "chispa" con el resto del grupo (pese al interés mostrado al principio), vio que esto del rock no era lo suyo y se salió del grupo. Ya estaba muy avanzado el proyecto y el disco estaba ya casi listo para editarse e imprimirse por lo que no se podía dar marcha atrás y eliminar los datos de Rogelio ni hacerse una nueva foto sin él"

Los Teen Tops comenzaron rocanroleando en fiestas particulares, tocando música en inglés. En abril de 1960 graban sus primeros sencillos para el sello Columbia; Rock de la Cárcel, Confidente de Secundaria, Buen Rock Esta Noche y La Plaga. Este fue el inicio de una brillante carrera, incluso en México se dice que no puede haber una fiesta verdadera si no se toca música de ellos.

 
PARENTESIS 2: Sobre la nota de que practicaban patinaje Eduardo Noriega nos comenta lo siguiente: "...Me parece excelente lo que he leído sobre los inicios del rock & roll en México. Sólamente quisiera hacer una pequeña observación de lo que se menciona sobre la historia de los Teen Tops. El grupo de Enrique Guzmán no practicaban patinaje en hielo en la pista de Polanco, lo hacían en el Deportivo Chapultepec, ya que en esa época yo practicaba el patinaje en hielo y tenía que acudir a la Arena México, cuando se presentaba el Holiday on ice y dejaban la pisata de hielo por dos meses más. La pista de Polanco se ha de haber inaugurado aproximadamente en 1963. Muchas gracias. Eduardo Noriega G.".

Con cinco elementos
teentops-5elementos.jpg

PARENTESIS 3: Una de las preguntas frecuentes es sobre si los Teen Tops acompañaron a otros artistas en sus grabaciones, específicamente si fueron ellos los que tocaron con Sergio Bustamante en su canción "Píde el carro a tu papá". Al respecto, nos comenta Humberto Cantú: "...sobre Pide el carro a tu papá de Sergio de Bustamante, hoy platiqué con Manny Martínez y me dijo que en la grabaciòn estuvieron todos los Teen Tops de los primeros años: Sergio, Enrique, Tutti, y el propio Manny; el sax lo tocó un cuate llamado Tommy Rodriguez "la Negrita". También me comentó que Sergio Martell sí tocaba el saxofòn e incluso grabó algunas cosas como el Rock del viejito. Le voy a preguntar a Gerardo Martell su hermano y luego te digo. Espero que te sirvan estos datos". Continuamos....

aros.jpg

En ese mismo año aparece su primer disco de larga duración el cual se convierte en todo un suceso ya que todas las canciones incluidas en el LP fueron éxitos: Rock de la Cárcel, Confidente de Secundaria, Buen Rock Esta Noche, La Plaga, Lucila, Muchacho triste y solitario, Quiero ser libre, Rey Criollo, Sigue llamando, Larguirucha Sally, Tutti Frutti y Me Quedé Contigo. En 1961 lanzaron su segundo Long Play con nuevos éxitos como Rock Nena Linda, Anoche no Dormí, Presumida, Pensaba en ti, Rock del Río Rojo, Maybelline, Voy Bien o me Regreso, Ven Johnny Ven, Bailando el Twist y otros.
 
Su tercer LP los consolidó en los primeros lugares de popularidad con temas como; La Suegra, Zapatos de Ante Azul, Que Tal Marilú, A Tu Puerta Toqué, Una Gran Fiesta, Quién Puso el Bump y el súper hit: Popotitos.
 
Por cierto, fue el último disco que grabaron con Enrique Guzmán debido a que éste decidió continuar su carrera como solista. Entre 1960 y 1963 los Teen Tops grabaron cinco discos de larga duración para CBS Columbia, tres de ellos con Enrique Guzmán y los otros dos con Gastón Garcés, aunque algunas canciones fueron realizadas con Julio Carranza y César Cervera (antes de pertenecer a Los Rogers).
 
PARENTESIS 4: Según Federico Arana en su libro 'Guaraches de ante azul', "...a principio del año 60, J. Jesús Hinojosa de CBS percibió que el rocanrol en castellano iba a causar conmoción en el mercado del disco y logró enganchar a los Teen Tops para una audición. André Toffel, por entonces director general de la compañía, escuchó, puso cara de asco y, entre reretintinoso y sárcástico, preguntó a Armando Martínez si era lo único que sabían hacer. Tan escéptico estaba el 'mero mero' que Hinojosa se ofreció a grabarlos por su cuenta y riesgo y a pagar las pérdidas. Pocos días después, LA PLAGA y EL ROCK DE LA CARCEL ocupaban los primeros lugares de popularidad en México y el sur de E.U.A. así como de algunos países de hispanoamérica y España".  Sobre el orígen, nos comenta Jesus 'Tuti' Martínez: "..Que un día se nos ocurrió tomar los instrumentos y empezar a rocanrolear (palabra inventada de mi hermano el 'Mani' y compositor de tantos y tantos éxitos y que ya se encuentra registrada y aceptada por la Real Academia de la Lengua Española). Bueno, creo que vivencias y anécdotas como esta les podrían gustar "escuchar" de un servidor, quien escogió la guitarra siendo niño que desde los 7 años tuve una maestra (religiosa) quien me dió mis primeras lecciones de piano y mis estudios del Método Hannon que los que estudiaro piano en esos años conocerán. Pues mucho gusto y con mucho cariño para todos desde México, me repito a tus órdenes. Atte: T U T I".
 
Los intentos por reemplazar a Enrique los llevaron a probar con otros cantantes, aparte de los arriba mencionados. Así probaron también con Ken Smith y Alberto Aveleira “Dyno”, con quienes incluso realizaron giras en México y en el extranjero. Posteriormente se integraron al elenco de Discos Orfeón pero sin alcanzar la popularidad de los años anteriores. Cabe mencionar que los discos de Los Teen Tops salieron a la venta en casi todos los países de habla hispana y tuvieron un éxito similar al logrado en México.

Recientemente han regresado a los escenarios con una gran aceptación en toda la República Mexicana, lidereados por su baterista original y principal letrista del grupo Armando “Manny” Martínez y un nuevo plantel integrado por Salvador Franco (Cantante), Octavio Sol (Guitarra líder), Germán Tovar (Bajo), Mario Jeyne (Piano) y en ocasiones especiales por el requinto original Jesús “Tutti” Martínez. Los Teen Tops son una verdadera leyenda viviente y uno de los grupos consentidos de los jóvenes de ayer, de hoy y de Siempre. Se llaman Los Teen Tops, nunca lo olviden".
 
A continuación viene un reportaje algo grande, publicado en la revista "Gente Sur" en el año 2003:

Foto Publicitaria...
teentops-cbs.jpg

Viernes 15 de agosto de 2003. Núm. 91

Una leyenda llamada Teen Tops:

La banda que cautivó a la juventud de los 60

Norma Inés Rivera/Alberto Carbot

 

Desde sus inicios, en los años 50, el rock and roll causó furor y escándalo entre la juventud. Hoy, muchos se preguntan cuál es la causa de que siga tan vibrante y lleno de energía como cuando surgió. Los Teen Tops, los mejores exponentes del género en español, hablan con “Gentesur” sobre sus inicios y su llegada a la cima

 

A medio siglo de su surgimiento, continúa la nostalgia por la música rocanrolera. Basta anunciar la actuación de artistas de la época para convocar a las multitudes, porque el rock and roll es un joven cincuentón que se ve muy rozagante.

 

Armando -Many- y Jesús -Tuti- Martínez fueron, junto con Enrique Guzmán y Sergio Martel, los fundadores de los famosos Teen Tops, uno de los grupos líderes de la época dorada del rock and roll en México. Rogelio Tenorio, bajista, se mantuvo con ellos hasta su temprano fallecimiento, al igual que el de Martel. Con la vitalidad de los años mozos, Many y Tuti mantienen frescos los recuerdos de los tiempos en que Teen Tops fue uno de los más exitosos grupos rockanroleros de nuestro país. Al ritmo de sus canciones, recrean sus comienzos cuando eran unos jovencitos de escasos 15 y 16 años, que soñaban convertir en realidad una película de la época.

 

La sed de triunfar

 

El filme era Rock pretty baby con John Saxon y Sal Mineo (1956) sobre unos amigos que forman una banda de rock and roll que, después de mil peripecias, alcanza el éxito. “En aquellos tiempos los jóvenes nos juntábamos para escuchar los discos de rock and roll y bailar, fue así como, poco a poco, inspirados por una película que habíamos visto, se nos ocurrió formar nuestro propio grupo”, recuerda Tuti. “Entonces estudiábamos en el Instituto Patria, muy cerca de nuestra casa, y a pesar de que Enrique (Guzmán) era nuestro vecino no lo conocíamos. Fue patinando en el Deportivo Chapultepec, donde nos hicimos amigos”, añade. La pista estaba cerrada, porque la  sometían a mantenimiento. Yo tenía 17 años y Enrique 15. Mientras esperábamos, nos pusimos a cantar algunas canciones de Elvis Presley. Enrique nos dijo: Oye, yo tengo una guitarra española en mi casa. La llevó y comenzó a enseñarme algunos acordes. Luego, Many comenzó a practicar batería y sería él quien le adaptaría la letra en español al Rock de la cárcel.

 

“No teníamos ni idea de los instrumentos que se tocaban. Es más, confieso que yo ni tocar sabía”, dice sonriendo. “Por eso empecé con las maracas y Enrique me enseñó a tocar la guitarra. Así acabamos los 2 tocando guitarra, Sergio el piano y Many la batería. “Era tanta nuestra inocencia o ignorancia, que no teníamos bajista”, señala apenado.  Sin embargo, a fuerza de aprenderse las canciones fueron perfeccionando sus incipientes conocimientos musicales y adquiriendo la disciplina necesaria para esta carrera, ante la obligación de ponerse a ensayar muy en serio.

Grabando
grabando.jpg

Pero fueron las ganas de triunfar y el sueño de realizarse como músicos lo que impulsó a estos 4 amigos a superar sus carencias, hasta llegar a convertirse en uno de los mejores grupos mexicanos de su tiempo. Aunque originalmente cantaban en inglés, de pronto comenzaron a interpretar un par de canciones en español o covers. Una era de los Platters y otra, Estremécete, de Elvis Presley, porque aquí en México ya empezaban a grabar algunos grupos. Los Black Jeans caen en Peerless, Los Locos y Los Rebeldes graban en Orfeón un poco antes que ellos lo hagan en Columbia.

 

Era a finales de los años 50 y empezaba la década de los 60, que marcaría el apogeo del rock and roll en nuestro país. La fiebre musical que escandalizara a Estados Unidos por considerarla “una música de negros”, se había convertido en el símbolo de una juventud que por fin encontraba su identidad. En México, el rock también provocó violentas reacciones por parte de muchos padres que lo veían como una amenaza a las buenas costumbres. Sin embargo, según relata Many, la gente dedicada a la música se dio cuenta inmediatamente de lo que ese ritmo significaba. “Entre ellos había un señor muy importante en la historia de la radio en México, Ramiro Garza, director y programador de Radio Variedades. Él tenía un olfato bárbaro. Ya sabía del rock en Estados Unidos y del movimiento aquí en México, tenía cabeza para todo y pensó que el rock en español iba a ser la apoteosis. Entonces, un promotor de radio de Columbia Records le dijo: búscate un grupo de rock en español. Para entonces ya sonaban Los Locos y Los Rebeldes en la radio. “Ramiro quería un grupo, porque sabía que eso era lo que se necesitaba, así que el promotor sin saber por dónde comenzar, empieza a preguntar en las  estaciones de radio.

 

“Nosotros para entonces ya habíamos aprendido a tocar, y yo por fin había dejado las maracas”, se sincera Tuti.  “Nos habíamos cambiado de la LZ a Radio Capital, así que cuando Ramiro llega allí, le dijeron que había en la estación unos chamacos que hacían rock and roll. Y el sábado que llegamos, nos dieron su tarjeta para que nos comunicáramos con él. Le hablamos y nos preguntó si podíamos hacer una audición, llegamos todos emocionados. Many enfermó de la garganta y en su lugar cantó Enrique, entonces de 15 años. Nos escuchó y preguntó: ¿eso es todo lo que saben hacer?”

 

Será un cañonazo

 

“Señor, pues eso es lo que tocamos”, contestamos decepcionados, porque para nosotros nuestra música era lo máximo. “Yo no le veo ningún sentido”, dijo, pero alguien replicó: se equivoca, esto va a ser todo un cañonazo. La nostalgia al recordar esos días hace que Many se emocione y sus manos empiecen a golpear la mesa como si estuviera tocando la batería que lo hiciera famoso. Tuti lo observa y sonríe. “Llegamos a un estudio chiquitito -prosigue-, en el que estaba un grupo lleno de trompetas e instrumentos tocando una canción muy contagiosa.  A nosotros nos tocaba actuar después, pero para entonces ya los habían contratado a ellos. Era la Sonora Santanera y la canción se llamaba La boa”, narra. Cuando les tocó su turno, no le gustaron a Ramiro Garza, quien sin el menor empacho soltó a bocajarro: Yo no los contrataría. “Pues yo sí, y si no se avienta usted, yo me aviento el tiro y si no funciona, me lo descuentan de mi sueldo”, repuso José de Jesús Hinojosa.  “Pues si quieres perder tu dinero, órale”, le dijo Garza.  Al final de cuentas, se firmó el contrato. Advertidos de que a sus canciones se les iba a poner letra en español, y con la experiencia de una grabación previa, porque Many y Tuti habían ido a Los Ángeles, a la Capitol, a tocar puertas, cuando tenían entre 16 y 17 años, los 2 elementos de los Teen Tops mostraron canciones ya conocidas, entre ellas Pensaba en ti, en inglés y se presentarían en el auditorio estadounidense de Santa Mónica, en un evento que se hizo una sola vez, en el que se presentaron Jerry Lee Lewis, Ricardito, Fats Domino, Chuck Berry y otras grandes figuras del rock,  en 1959.

Armando, Jesus, Sergio, Cesar Cervera
teentopsseis.jpg

Al final quedaron en que a su regreso, grabarían el 25 de diciembre. “Salimos felices, porque pensamos que la película de Rock pretty baby, que nos inspiró, se nos había hecho realidad. De todo esto, no les habíamos dicho nada a mis papás, porque ya para ese momento ya estábamos en Los Ángeles, con ellos y mis hermanas aprovechando las vacaciones.  Allí teníamos un tío que vivía solo, en una casa padrísima y que nos quería un chorro y además ganaba mucha lana. Cuando llegamos a verlo le contamos toda la historia y nos preguntó cómo le íbamos a hacer. No sabemos cómo, pero esto no nos lo perdemos -le dijimos. Él nos ofreció su casa, que era muy grande.” Todo esto lo escuchó atentamente el papá de ambos. Sabía mucho del tema porque había tenido que ver con los grandes artistas de los años 30 y 40, en la época dorada de la XEW. Conocía cómo se hacía un artista, lo que había atrás, lo bueno y lo malo. Les ordenó olvidarse del concierto e intentó desalentarlos de la carrera musical, porque sabía del dolor del artista frustrado, del tocar puertas sin éxito y las humillaciones y fracasos. “Un panorama terrible”, cuenta Tuti. “Empero, nosotros le explicábamos que estábamos entrando por la puerta grande y mi tío nos apoyaría. Déjamelos, Armandito. De dinero ni te preocupes. Vivo solo y sería muy feliz con tus hijos aquí, le suplicó él. Pero mi padre se mostró inflexible.

 

De regreso a México, ambos platicaron con Enrique y Sergio y trataron vanamente de convencer a sus padres. “Su respuesta, al igual que la de mi papá, fue lapidaria: De aquí no se mueven”. “Desgraciadamente por eso el viaje no se dio”, afirma Tuti, quien considera que el grupo hubiera “cambiado la historia” del rock en Estados Unidos al grabar en inglés, con el antecedente de un Ritchie Valens (Ricardo Valenzuela), con su versión de La Bamba, que había pegado muchísimo, pero que murió prematuramente en un avionazo, por lo que buscaban a otro mexicano para sustituirlo. De hecho, acudieron a Del-Fi, la compañía de Valens, pero les cerraron las puertas, a pesar de que argumentaron que también eran mexicanos y traían “la misma onda”. La disquera habían encontrado a otro mexicano para su lanzamiento, pero no les funcionó porque Ritchie “era un fuera de serie”.  No obstante, en México les esperaba un futuro prometedor. Chucho Hinojosa los firmó por su cuenta y riesgo y así se grabó el primer disco, El rock de la cárcel, del cual de inmediato se sacó una copia y se masterizó, cortando el acetato en la noche del mismo día en que se produjo.

 

El éxito a su puerta tocó

 

Al día siguiente, Chucho Hinojosa se fue a Radio Variedades a ver a Ramiro Garza, sin decirle nada al grupo. A Garza le dijo que no perdiera de vista la canción principal, El rock de la cárcel, que iba a ser grabada por Los Llopis en Peerless, pero el rumor ya había llegado a Ramiro y dijo: ahorita la estrenan.

 

“Nos avisó que sintonizáramos Radio Variedades, y después de los comerciales, el locutor anunció que iba a presentar el estreno de una canción y un grupo nuevo”, recuerda Many, con la misma emoción que lo asaltó aquel afortunado día.  “Al rato nos habló Chucho para decirnos que la iban a tocar todo el día, y nos citó en Radio Variedades. Al llegar nos estaba esperando en la puerta y nos presentó a Ramiro Garza quien nos abrazó y nos llevó a la cabina, donde nos enseñaron la lista de peticiones”, y ya estábamos en los primeros 20 lugares. “A la siguiente semana -vestidos con chamarras de franela azul, con el nombre del grupo en relieve de felpa blanca cosido a la espalda-, ya estábamos entre los primeros 10 y de allí hasta llegar al primer lugar”, señala. A la vuelta del disco venía Confidente de secundaria y se tocaban las 2 en la radio. Para hacer la grabación, Tuti se compró una guitarra como la que usaba Ritchie Valens, pero por la oposición paterna la tenía guardada en casa de Enrique Guzmán. Primero había adquirido una Gibson, que estaba escondida debajo de su cama. También había comprado una tarola que parecía de juguete y sonaba muy infantil. Pasaron como 2 semanas y un día, sentados a la mesa, su papá les dijo a ambos que había oído una canción que se llamaba El rock de la cárcel, y que esa canción se la había oído a su grupo, pero en inglés, y que ahora la tocaba en español una banda llamada los Teen Tops. “Nos preguntó quiénes eran ellos y le confesamos que éramos nosotros”, revela.

 

Tuvieron que contar toda la historia y su padre los reprendió. “Sin embargo, no pudo hacer nada y ya no nos pudieron atorar ninguno de los papás”, afirma. Entre fines de abril de 1960 y mediados de septiembre de ese mismo año, ya habían salido 6 sencillos y las 12 canciones estaban sonando en la radio: Tuti fruti, Buen rock esta noche, La flaca Sally, Rock de la cárcel, Confidente de secundaria, La plaga, Lucila, Quiero ser libre, Sigue llamando, Muchacho triste y solitario, Rey criollo y Me quedé contigo.  “Todas pegaron”, recuerda Tuti con placer. “Existen pocos LP en la historia de la música en los que todas las canciones hayan pegado”, afirma a su vez Many, autor de la inolvidable Anoche no dormí. “Somos los únicos que tienen más de 30 canciones exitosas, porque no es necesario grabar mucho, sino grabar bien. No tenemos fracasos en cantidad. Permanecimos como 6 años en esa vorágine, del 60 al 66.  “Todo fue muy padre -continúa recordando Many-, porque empezamos un poco jugando a la guitarra, pero lo importante fue que siempre lo tomamos muy en serio, como lo habíamos visto en la película.”

De gira por Sudamerica
degira-peru.jpg

Many, con nostalgia, calla un momento recordando aquellos tiempos y Tuti sonríe al decir que en pocas ocasiones tienen oportunidad de hablar del surgimiento de los Teen Tops, y a su hermano generalmente le aburren las entrevistas, porque los periodistas siempre les preguntan las mismas cosas sobre Enrique Guzmán y su relación con Angélica María o Silvia Pinal.  Many afirma que el éxito más grande del rock en español, con música de Larry Williams y letra de él, es Popotitos. “Un día me enteré de un estudio muy serio que se hizo en los 80 -prosigue-, a nivel nacional, donde la canción más radiada de la época moderna, considerando de 1958 para acá, es Popotitos”, de la cual dice no recibir regalías por las veces que se toca, sino por las que se vende, porque le pagan como compositor. Al preguntarle a Many si tiene una canción predilecta, confiesa que tiene muchas, a las que considera sus “hijas queridas”, aunque admite que quiere “ a unas más que a otras”. Menciona Anoche no dormí, Popotitos y El rock de la cárcel, que fueron las primeras canciones que escribió. Ha escrito otras melodías que le han grabado artistas como José José.

 

¿Hasta dónde van a llegar los Teen Tops?

 

El Señor es el único que sabe. Nuestro entusiasmo no para. Nuestro interés es que nos permitan seguir llevando música al público, que es lo que sabemos hacer. Éste nunca nos ha rechazado. Posiblemente sea la industria del disco, pero hemos constatado que el público nunca. Lo comprobamos en un concierto de hace 2 años en el Zócalo donde hubo aproximadamente 60 mil gentes. Ahora seguimos tocando en varios centros nocturnos y bares de la cadena Wings, además de que continuamente viajamos al interior de la república para hacer presentaciones, al igual que nos contratan para eventos privados. La música del rock no ha muerto y la prueba somos nosotros mismos. A pesar del enorme éxito que como letrista ha logrado, Many es modesto y confiesa que a veces escribía “a jalones” Una vez, en Saltillo, después de tocar en un baile y como a las 6 o 7 de la mañana se fue a tomar un café y se llevó su cuadernito. “Allí escribí la letra de ¿Quién puso el  bomp?”, dice mientras tararea la pegajosa melodía. Tuti recuerda que los Teen Tops originales duraron hasta fines de 1961, cuando salió su tercer LP, ya que Gastón Garcés entró en lugar de Enrique Guzmán. “Tuvimos que hacer varios cambios -agrega-, porque Orfeón sacó a César Costa de los Black Jeans y la CBS, que era su competencia, buscó un solista. Entonces no había chamacos que cantaran rock. Por eso nos quitaron a Enrique. Según nos dijeron, era solamente por una temporada, pero ya no regresó porque tuvo mucho éxito.” Su lugar ha sido ocupado desde entonces por varios cantantes, entre otros César Cervera, Gastón Garcés, Ken Smith, Dyno, Julio Carranza, Hassan y Salvador Franco.

 

¿El rock and roll tiene mercado en la actualidad?

 

Pudiera ser que si reviviéramos algunas canciones de aquel tiempo y les diéramos el mismo sonido de entonces... si tomáramos algunas de las canciones que se grabaron mal o que no se grabaron y que volvieran a sonar igualito, la gente las aceptaría, porque esa música no se puede morir. Recuerda que en Estados Unidos después salieron canciones de rock, pero con el sonido de acuerdo a la nueva época, como Shaun Cassidy o The Hollies, con La mujer de negro o Three dog night; el sonido ya no es el original, sino de los años 70. Considera que en los 80 irrumpió en el escenario un rock en español “divino”.

 

“Los grandes éxitos de Menudo son rock and roll, pero distinto. La época de ese grupo fue fenomenal. Es como si tomaras una canción ranchera actual y la comparas con una de Lucha Reyes o de las primeras de doña Lola (Beltrán), es otro sonido, pero sigue siendo ranchero”, expone.

 

En Television
tt-tv.jpg
Gracias a Claudia Lopez por esta foto

El palomazo con Luis Miguel

 

El primer éxito de Luis Miguel fue también un rock and roll: Uno más uno igual a dos enamorados.  “Tengo un LP de Luis Miguel cantando canciones de rock and roll bárbaro”, recuerda Many y sonríe al recordar una anécdota que vivió con el llamado Sol. “Un día estuvimos en su casa, yo tocando la batería y él la guitarra, cantando puro rock and roll, y los amigos que lo acompañaban le decían: ¿pregúntale quién es? Él era un niño y se emocionaba tocando rock, decía que sus ídolos eran los Teen Tops.  “No le dije nada porque entonces yo iba como periodista. En ese tiempo yo era director de la revista Ritmo juvenil y nunca le dije quién era. Yo toca y toca la batería y él la guitarra, porque tenía instrumentos en su casa y nunca se le ocurrió preguntarme ¿y usted cómo aprendió a tocar la batería?

 

El toque del rock and roll es la batería -explica Many-; es muy fácil musicalmente hablando, pero darle sonido y carácter no es cualquier cosa. A veces se arman discusiones y yo como baterista puedo ser el más malo, pero como rocanrolero, ¡malditos! -les digo-, soy el único que sabe tocar el rock and roll.”

 

(continúa en la otra página el reportaje sobre los Teen Tops)

Recomienda este sitio

A través de este enlace puedes recomendar este sitio...y no olvides visitar el resto de esta página...y recuerda, cualquier aportación será bienvenida.

"..Te dijeron ya, hay buen rocanrol esta noche....."